Somos una iglesia de fuego y avivamiento; nuestra predicación se fundamenta en la Cruz de Cristo y en el poder del Espíritu Santo.

Nuestro principal valor son las personas y nuestro principal objetivo es que cada creyente refleje el carácter de Cristo en su vida.

Hemos sido llamados a crecer numéricamente influenciando a muchas personas para la gloria del Señor y, también a que cada persona de nuestra congregación crezca integralmente.

Nuestro enfoque es traer un avivamiento continuo donde en cada uno de nuestros servicios y células la gloria de Dios se manifieste trayendo salvación, sanidad y restauración a las vidas.